MisLolas.com

Belleza, Salud y Productos

Dirección

Dirección:

Avenida Cristóbal Rojas entre Rufino Blanco y Ricardo Ahnn, Policlínica Cristóbal Rojas, (anexo consultorio 7), Urbanización Santa Mónica, Caracas.

Ver mapa:  

Mostrar en Google Maps


BOTOX

BOTOX

El Botox (botulinum tipo A), fármaco que actúa paralizando temporalmente los músculos dónde se coloque, es la toxina más potente de las siete que se derivan de la bacteria clostridium botulinum.

Comenzó a utilizarse en Estados Unidos en los años 60 como agente terapéutico para el tratamiento de enfermedades relacionadas con desórdenes neurológicos, caracterizados por una involuntaria contracción muscular.

El Botox es una sustancia segura con muy pocas contraindicaciones. Su principal es la alergia a la proteína de la toxina, tampoco se usa en mujeres embarazadas porque no hay estudios para demostrar que el tratamiento es seguro.

La frecuencia del  tratamiento  varia de persona a persona es de aproximadamente 6 meses. El paciente, una vez realizada la aplicación de Botox, puede reincorporarse a su rutina habitual puesto que no se requiere ingreso en el centro médico.

Cuando se usa el Botox en cantidades grandes, como en el caso del cuello, el cuerpo puede crear defensas naturales en contra de la proteína; en ese caso, su efecto disminuiría gradualmente hasta no producir  ningún efecto. Esto ha hecho que algunos médicos piensen (pero no hay estudios) que con el tiempo el Botox se podría volver inefectivo.


Indicaciones del Botox (toxina botulínica).

El margen de actuación del Botox es amplio y sus aplicaciones son varias, entre ellas, se puede destacar:

Tratamiento de las arrugas faciales. (Rejuvenecimiento facial)

Tratamiento de la hiperhidrosis. (Sudoración excesiva)

Tratamiento de la sonrisa gingival.

Distonías focales: (blefarospasmo, espasmo hemifacial, distonía cervical,

Espasticidad (en concreto, en la espasticidad presente en pacientes con parálisis cerebral)

Por último, es interesante mencionar que algunos tipos de migrañas se benefician del uso del Botox.

Dada su eficacia y escasos efectos indeseables y riesgos, la aplicación de Botox es una técnica de Medicina Estética que progresivamente ha ido ganando terreno desplazando a técnicas de Cirugía Estética como el lifting.

En conjunto con el uso del ácido hialurónico, el erbio láser y la radiofrecuencia 3G,  las técnicas quirúrgicas continúan perdiendo terreno frente a tratamientos más revolucionarios y, a la vez, menos dolorosos y traumáticos, según ha revelado el informe anual de la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos, en relación con terapias como la inyección de Botox.

"Esta tendencia responde al aumento del número de pacientes que prefiere combatir los efectos de la edad con tratamientos que no implican tanta alteración del cuerpo, como las cirugías", dijo en un comunicado,  Bruce Cunningham, presidente de la asociación.


El uso del Botox es en extremo delicado. En primer lugar, hay que tener un conocimiento preciso de la anatomía humana, así como del manejo de las dosis y los instrumentos. Entre los efectos colaterales más reportados se encuentran: parálisis facial, ptosis palpebral o caída del párpado y cefaleas (12 a 24 horas después de la aplicación). Sin embargo, la distorsión no es para siempre. Después de cuatro o seis meses, el desagradable efecto habrá desaparecido.

Cuando se usa para efectos de rejuvenecer, las aplicaciones se distribuyen en la cara y cuello; en la cara se  contemplan 3 sectores: frente, párpados y mentón. Otras regiones también pueden ser susceptibles al tratamiento con la toxina como son las mejillas y los labios. El efecto conocido es denominado también el planchado facial, cuando se realiza tratamiento de toda la cara es denominado “full cara” todo tratamiento es reversible y son muy pocas las complicaciones que ofrece el producto

El tratamiento es aplicado a hombres y mujeres, cada vez, gente más joven, acude a tratar sus rasgos de expresión a fin de prevenir líneas de expresión prematuras (exceso de gesticulación),  cuando se tiene experiencia en el uso y colocación de la toxina, el paciente puede observar cambios importantes en sus rasgos faciales logrando modificar sus gestos. Actualmente se usa mucho acompañado del ácido hialurónico (aunque esta combinación encarece el tratamiento).

Para pacientes con exceso de sudoración (generalmente problema asociado a una alteración nerviosa que produce exceso de sudor sin causa aparente) sudor de axilas, manos, pies y región parotídea se benefician con el uso de la toxina inyectada en un área de influencia que puede ser detectada por pruebas clínicas o ajustarlas a la región anatómica según la experiencia del profesional tratante.

El tiempo de mejoría se reporta entre 8 y 9 meses tanto en hombres como en mujeres, el procedimiento pese a ser ambulatorio, los pacientes solicitan la sedación para evitar las molestias de las múltiples inyecciones. El procedimiento es la colocación de una cantidad de  toxina (según el producto comercial) en el  área promedio 1cm cuadrado por región. Seguidamente se reintegra a sus actividades personales sin mayor reposo o incapacidad temporal.

El tratamiento a la sonrisa gingival consiste en dos actividades: el bloqueo al músculo orbicular y elevador del labio y la sección del ligamento elevador del labio. Los resultados son muy buenos y estéticos, esta técnica requiere de corrección posterior a la inicial de inyección porque no se puede colocar el total de la dosis en una sola sesión para evitar la caída del labio y comisura. En pacientes con antecedentes de parálisis facial, esta técnica debe ser aplicada con prudencia porque tiende a resaltar los defectos o secuelas del evento paralítico previo.

Las Distonías y espasticidades, son procesos ya mas curativos, especialmente las espásticas en los niños con PC, que recuperan de materia notoria capacidades finas en el movimiento de sus miembros u ojos, últimamente se ha estado usando la toxina también en uso capilar para darle forma y cuerpo al cabello. En este caso se usa de manera loción y no es por la vía de la inyección.

El uso de esta toxina es un excelente método de rejuvenecer, curar un proceso incómodo como la sudoración, corregir un defecto expresivo como la sonrisa gingival u aliviar el exceso de tensión que produce una distonía o espasticidad, su relación costo/beneficio es muy compensatoria y pese a ser reversible los efectos, la mejoría de los síntomas es de inmediato.


Diseñado por Luis R. Meza A. 0412-630.1009